Condiciones generales

1.- A los efectos del presente contrato, se designa como arrendatario a la persona que, suscribiendo el mismo, utilice el vehículo y como Arrendador al propietario del vehículo.

2.- El arrendatario alquila al arrendador el vehículo cuya matrícula, marca y modelo queda especificado en la parte anterior de este contrato, en perfecto estado de funcionamiento y con todos los utensilios y complementos, señalados por el Código de Circulación. Asimismo, declara recibir el vehículo descrito con el depósito lleno de carburante y el nivel de aceite, correcto, comprometiéndose a devolverlo en la fecha y lugar indicados en este contrato en el mismo estado que le fue entregado.

3.- El vehículo alquilado sólo podrá ser conducido por personal afecto a la empresa contratante y deberá estar en posesión de carnet de conducir vigente, con un mínimo de antigüedad de dos años, haciéndose responsable de todas las infracciones que, puedan ser objeto de sanción por las autoridades competentes, obligándose a ponerlo en conocimiento del arrendador. Asimismo, deberá notificar por escrito todas las colisiones o accidentes que se produzcan dentro de las siguientes 24 horas, indicando los datos de la parte contraria.

4.- Serán a cargo del arrendador las reparaciones, cambios de aceite, engrase, accesorios y repuestos que se deriven del normal funcionamiento y mantenimiento del vehículo, el cual se compromete a solventarlos a la mayor brevedad o bien autorizar el arrendatario para que proceda a su arreglo y posteriormente abonar el importe de la fractura correspondiente.

5.- El arrendador y arrendatario a la firma del presente contrato están de común acuerdo en la tarifa de precios aplicada, la cual incluye seguro de responsabilidad civil limitada.

6.- El arrendatario será responsable de los daños ocasionados al vehículo durante el transcurso del período de vigencia de este contrato. Para obtener el seguro que cubra los daños propios del vehículo con la franquicia que se estipule en las condiciones particulares, deberá abonar la prima correspondiente, de acuerdo al tipo de vehículo. No se incluyen en el precio de tarifa: carburante, pinchazos, reventones, estancias en garajes o parkings y averías o daños debidos a negligencia del arrendatario o uso abusivo o distinto del autorizado.

7.- El vehículo alquilado se entregará con una fotocopia cotejada por la Jefatura Provincial de Tráfico de la documentación original, quedando ésta bajo la custodia del arrendador.

8.-  El arrendador no será responsable de los daños, robo, pérdida o rotura de las mercancías o materiales transportados en el vehículo.

9.- El arrendatario se compromete a no transportar en el vehículo mercancías o materiales que dejen en su interior olores molestos o insalubres.

10.- El vehículo  no podrá salir del territorio nacional, salvo autorización expresa del arrendador.

11.- En el caso de que sean objeto de manipulación los materiales accesorios con que se alquila el vehículo o desprecintada la sirga del cuentakilómetros, se aplicará una   sanción de 60.10 a 120.20 euros diarios, dependiendo de la gravedad de los desperfectos. En cualquier caso, la responsabilidad del arrendatario puede llegar hasta el pago del total de los daños que se estime haya ocasionado.

12.- El arrendatario queda obligado a las presentes condiciones generales desde el momento en que sea suscrita la declaración de salida, debiendo atender, aún después de la devolución del vehículo objeto de arriendo, a cuantas reclamaciones le sean formuladas por el arrendador por causas derivadas del arrendamiento y cumplimiento de lo previsto en este contrato, del que se le entregará un ejemplar, hasta la liquidación definitiva de aquél, a plena conformidad del arrendador.

13.- El arrendatario destinará los bienes a los usos exclusivos que se son propios con arreglo a su naturaleza y destino, quedando excluido cualquier uso que entrañe deterioro o riesgo especial para el/los propio/s vehículo/s alquilado/s. El arrendatario no podrá, sin autorización  escrita del arrendador, subarrendar los bienes a un tercero ni ceder sus derechos y obligaciones. En el caso de que se otorgue tal autorización el arrendatario garantizará de forma conjunta y solidaria con el cesionario las obligaciones contraídas en el presente contrato.

El vehículo solo podrá ser conducido por aquellas personas autorizadas para conducirlos que han quedado reseñadas en el presente contrato en sus condiciones particulares y que deben estar debidamente autorizados y con todos los permisos en regla para su conducción.

El arrendatario se obliga a utilizar el vehículo arrendado de conformidad con las leyes, decretos, ordenanzas, reglamentos y otras disposiciones que regulan la circulación de vehículos a motor y asumirá toda responsabilidad e indemnizará al arrendador por la pérdida, gastos, incautación, confiscación, trabas y cualquier otro coste, incluidos honorarios profesionales, que puedan resultar de atestados, expedientes, procedimientos incoados por contravención de las leyes o normas reglamentarias, conducción imprudente o infracción de toda acción de responsabilidad intentada por algún conductor pasajero u otra persona transportada en el vehículo con autorización o consentimiento del arrendatario. A tal efecto se compromete a no promover o instar ninguna acción de responsabilidad contra el arrendador por daños causados a tales personas o a su patrimonio, a terceros y otros daños, gastos, incidentes, retrasos y otros hechos resultantes o relacionados con cualquier defecto de el/los vehículo/s alquilado/s por avería o accidente sobrevenido a el/los mismo/s. Será obligación de los arrendatarios el pago de cuantas multas o sanciones de toda índole, incluso las derivadas de responsabilidad civil, judicial o administrativa, les sean impuestos por razón de uso y disfrute de vehículos.

14.- Para cualquier diferencia surgida como consecuencia de este contrato o interpretación del mismo, ambas partes, con renuncia de su fuero propio, se someten a la jurisdicción de los Tribunales de Zaragoza.